OBJETIVOS

Actualmente, en España continúan planteándose consumos problemáticos de drogas. Según datos de la Unión Nacional de Asociaciones de Drogas (UNAD), más 260.000 personas con problemas de adicciones se benefician de los programas terapéuticos que actualmente existen y cerca de 4.000.000 de personas se benefician de los programas de prevención, contando el tejido asociativo en drogas con cerca de 6.500 trabajadores contratados y más de 6.000 voluntarios.

Para un determinado perfil de personas consumidoras, la adicción se configura como un factor de grave exclusión social; para población normalizada, jóvenes y adolescentes, se presenta como un factor a prevenir.

Ante esta situación, tanto desde las administraciones como desde los medios de comunicación o el tejido asociativo se plantean diversas respuestas: las estrategias públicas nacionales sobre drogas, los planes municipales de prevención, la cobertura mediática de noticias relacionadas con el consumo, la investigación social o los programas de intervención, etcétera. Respuestas, asimismo, que no olvidan el marco de derechos humanos en el que han de encuadrarse.

Con el objetivo de llamar la atención sobre el consumo de drogas y sobre la adicción como factor estructural de exclusión social, y en el marco del Día Internacional contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, que se celebra el 26 de junio, Fundación Atenea propone la jornada Adicciones, factor transversal de exclusión y riesgo social, en la que además se pondrán en valor y visibilizarán todas las investigaciones sobre la vinculación entre drogas, empleo, inserción social, género, violencia de género, inmigración y juventud que se han realizado, con el apoyo económico del Plan, en el último lustro, así como la necesaria perspectiva de derechos humanos en este ámbito y los datos más recientes sobre consumo y relevancia en la agenda pública.